Vuelo 605

Recuerdo escuchar este programa de pequeña, cuando mi padre encendía la radio por las noches. El locutor, Ángel Álvarez, tenía una voz inconfundible, la línea del programa y la música que en él se ofrecía a los oyentes no era la típica. Años después comprendo por qué se decía que aquel programa era un clásico de las ondas.

El Jefe de Comunicaciones de Iberia compaginó su trabajo en la compañía con su amor por las ondas. No se dejaba llevar por modas o estilos, tenía el suyo propio. Fue uno de los primeros defensores de la música internacional en los años 60, sobre todo la anglosajona, ya que sería uno de los precursores de The Beatles en España.

Durante más de 40 años estuvo este vuelo en el aire, siempre atento a los oyentes y ofreciéndoles lo mejor del panorama musical. Nada de radiofórmulas, ni de de paralelismos con otros espacios. Ángel Álvarez tenía su propia forma de conducir el programa. Una de las anécdotas que le sucedió en esta búsqueda por traer a España los éxitos que aquí no llegaban fue con “la primera vez que tuve un disco de Bob Dylan. Había ido a la CBS a pedir algo de material. Les expliqué mi historia, que era aviador y tenía también un programa de radio en el que ponía música que entonces en España no se escuchaba -hablo de los años 40-, y el hombre que me atendió -que se llamaba Satanley West- me entregó un montón de discos, entre ellos un sencillo de Dylan, porque aún no había sacado un elepé, en el que por una cara estaba el Blowing in the wind y por la otra Don’t think twice, it’s all right. Cuando llegué a España, lo pusimos. Allí estaban Salaverri, Revert, Álvaro Feito, Ramón Trecet… en fin, todos. Y empezamos a oírlo y a preguntarnos: “¿Y este tío quién será?” Y uno decía: “Éste debe ser un tío viejo”. Y veíamos que estaba al lado de un cactus… Ni puta idea teníamos (risas). ¡Y era Dylan!”

Amante del sonido en vinilo, los últimos programas los realizó desde la intimidad de su casa. Galardonado con el Premio Nacional de Radio en 1973, el Ondas en 1996, la Antena de Oro de 1999 o el Premio de la Música 2002, entre otros muchos, su voz será recordada por amigos y oyentes que siempre recordarán el eterno “desde el vuelo 605, te habla, Ángel Álvarez”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: